9/23/2008

LA BATALLA





Surgió de la niebla. La noche era oscura y la bruma espesa pero aquel navío negro apareció de forma tan súbita, que se diría que había emergido del fondo del océano . Tan silenciosa e inesperada fué su llegada que el vigía no se percartó de su presencia hasta que lo tuvimos a medio tiro de cañon.


Inmediatamente sonaron las voces de alarma y los gritos de la marinería en cubierta, asustados contemplamos aquel siniestro bajel, una fragata de velas negras y podridas maderas,que no permitirían mantener a flote cualquier otra nave. Procedí a un reconocimiento veloz con el catalejo : La fragata traía rendidos su palo de trinquete y el tajamar, pasada la popa, desbaratado un jardín y haciendo agua, imposible navegar en estas condiciones pensé . Su artillería consistía de 24 cañones de a 12, 10 como obuses que calzan balas de a 18, 2 de a 4, y además en la cofa 4 obuses de a 6, guarnecido el buque de pedreros y esmeriles. Una capacidad de fuego estimable.
Afiné la lente para observar mejor a su tripulación , mas me valdría no haberlo hecho, marinos de mirada alucinada y sonrisa extraviada trabajaban como autómatas, cargando sus cañones , sin ningún atisbo de emoción en sus rostros de tez grisácea . Ahogué una expresión de pánico y con toda la serenidad que fui cápaz de reunir le dí las ordenes pertinentes a mi primer oficial, que al instante gritaba la consabida consigna “¡¡¡ Zafarrancho de combate!!!”.


Y así en mitad de la noche y en lo mas oscuro del océano comenzaron a cañonearnos.


Cuando derribaron la mesana de certero disparo fue un milagro que nadie saliera herido, pero la ráfaga que vino a continuación barrió con metralla nuestra cubierta, sino era el metal de la munición que nos lanzaban , eslabones de cadenas cuyo impacto destrozaba los cuerpos de los hombres y las cuerdas y aparejos de las velas, lo cual imposibilitaba cualquier maniobra posterior, eran las astillas de la madera al reventar de nuestro barco que volaban por doquier y al cabo de minutos no quedaba un solo marinero ni oficial en cubierta sin una herida abierta o un tajo sangrante.


Nos dispusimos para una defensa porfiada, pues sabiamos que un enemigo que lucha sin bandera es un enemigo que no ofrece cuartel. Determinados a resistir el abordaje por la popa que intentaban, y con el mayor ardimiento mantuvimos a distancia al enemigo con vivo fuego de cañón, y formamos cerca de 80 hombres, casi toda nuestra tripulación, en la borda con chuzos, trabucos, pistolas y balas de cañón que tiraban a mano cuando se acercaban hasta casi tocar nuesto casco.


Entonces Bóreas se puso de nuestro lado, el viento del norte hinchó la vela de nuestro palo mayor, el único que quedaba a esas alturas de la lid , lo que nos permitió alejarnos lo suficiente para reorganizar la devastada cubierta.


Pero no cejaron en el empeño de cazarnos, como aves de rapiña , siguieron nuestra estela durante horas, nunca demasiado cerca y nunca demasiado lejos. El cambio de viento no parecía afectar a la velocidad del siniestro bajel y nosotros dependiamos de una única vela y una brisa cambiante. Sólo podíamos vencer haciendo lo inesperado. Sorprendentemente la tripulación, cansados ya de ser perseguidos y pasar miedo ,vitoreó cuando ordené al timonel virar en redondo y preparar los garfios de abordaje para asaltar el navío enemigo.


Mantuvimos los cañones en silencio hasta que la balandra enemiga estuvo atracada a nuestra popa, de ràpida y afortunada salva le echamos a la verga mayor abajo y desarbolamos el palo de trinquete.La iniciativa era nuestra .Con el beneficio de una ventolina nos preparamos para saltar al abordaje antes que el adversario respondiese con su gruesa y más numerosa artillería , asalto que seguramente sería sangriento de una y otra parte. Sin embargo del bajel negro no procedía ruido alguno ni el humo de nuestros disparos dejaba entrever lo que sucedía en el navío enemigo.


El humo se disipó. Listos para invadir la cubierta enemiga con el sable en mano y el cuchillo entre los dientes permanecimos sin embargo , petrificados en nuestros puestos. Todos los tripulantes contemplaron el horror que yo había avistado horas antes. Pues no se puede matar a lo que ya está muerto.


Ellos ,inermes ,miraban hacia nosotros con sus ojos vacios y sus labios color ceniza. En silencio. No sé quién fué el primero de abordo que disparó pero pronto todos le seguimos, con nuestras pistolas y trabucos. La única respuesta que recibimos fué un atisbo de sonrisa siniestra en sus caras, pero ningún sonido salió de sus gargantas.


Al romper el alba ,bajel negro comenzó a hundirse lentamente en el océano, de vuelta a los abismos infernales de donde había ascendido.


Aconteció esto hace dos noches. El barco tiene abiertas tres vías de agua y no aguantaremos mucho a flote si no encontramos pronto puerto seguro para proceder a las reparaciones. La tripulación está desmoralizada, rezando unos pocos y bebiendo la mayoría, hemos sufrido muchas bajas y sólo tenemos una vieja carta de navegación que nos guía para mantener un ritmo constante. No sé cual es el secreto de estos procelosos mares, estamos asustados ,pero seguimos aquí, navegando .... y no nos rendimos. No nos rendimos.

42 comentarios:

coletas dijo...

no nos rendimos, esto solo es un by-pass en nuestra larga travesía.

un saúdiño

Anónimo dijo...

¿Biográfico?

Tom dijo...

¡Por Belcebú que el SA-Capitán iba
cargado de ron hasta las cejas!. A
saber si por mal de amores o porque
no le acomoden las cosas en el buque y me explico:

Narra que en principio se topó con
una FRAGATA enemiga (tres palos), luego la tal fragata era BALANDRA
(un palo), en medio parece BAJEL
(vale como sinónimo de navío); pero
BAJIO no es barco, SA,. Siempre hubo necesidad de evitarlos (bajíos y buques fantasma), utilizando "la sonda" al tiempo que se canta la profundidad.

Por otra parte la fragata del terror, "traía rendido su palo de
trinquete" cuando la avistamos, pero héte aquí que en la batalla
lo desarbolamos, ¡maldita fragata
que le brotan de nuevo los palos
que ya estaban muertos!

Otro día, en cualquier taberna del
puerto, hablaremos del armamento, de la orza con Bóreas, del velamen
completo y otras maniobras navales
y guerreras.

Por lo demás, excelente descripción
Ahora comprendo que este dolor
de mi pierna izquierda (cojeo de la
izquierda), se debe a un astillazo
en la batalla y no al reúma que me
oprime cada otoño.

Livia dijo...

Bueno, yo creo que el fallo de raccord no influye en la calidad del relato , porque si a fragata de tres palos le vuelas a cañonazos dos, se queda en balandro claro... matemática pura.

Pero el S.A prometió un relato biográfico,si es así tiemblo de pensar en que playa habrá pasado el mes de agosto. El año que viene me voy a la montaña fijo.

zenobia dijo...

Espero que encuentres pronto ese puerto.

Anónimo dijo...

Y después de tan horrible batalla
naval ¿ sabe alguien que le sucedió o por donde anda metido el "loro del barco"?

Mus. dijo...

PROCELOSOS

Velero que rasga el mar
tenebroso de batallas,
heridas, vías de agua,
¡ponle proa a tu ansiedad!.

Un velero no rendido,
que busca puerto de abrigo.

Velero que hundido zarpa,
por no querer naufragar,
roto de cuerpo y de alma,
navega, cruje y se va...

Piloto dijo...

El resultado de la evaluación de daños en el "Procelosos", después de la batalla, es preocupante, S.A.:

Sin aparejo (palos, vergas, jarcia y vela) y desarbolado, sin trinquete (palo de proa) ni mesana
(palo de popa); la cubierta batida y astillada, agujereado el casco, el puente sin timonel, la tripulación en su mayoria herida y ¡con tres vías de agua!...

Así las cosas, entiendo Capitán que no basta sólo con NO RENDIRSE como actitud voluntarista. Se trata también de NO HUNDIRSE y por ello
¡hay que tomar decisiones actuando
para llegar a puerto!

Urge recomponer la mesana para que colabore con la mayor en aprovechar la fuerza del Bóreas.
Que las bombas de achique funcionen
a tope en turnos permanentes para que la sentina no tome más agua.
Los carpinteros de ribera que taponen al menos la vía de agua de
estribor.

En el rol de la tripulación figuran apuntados y "embarcados"
La Pitonisa y El Oráculo, y a falta de mejor carta de navegación,
es el momento de que se definan sobre el rumbo y circunstancias en
esta compleja singladura.

Y motivar a la tripulación porque, trabajando en equipo, llegaremos a puerto seguro y allí se verá si merece la pena reparar los daños o cambiar de barco. En todo caso la estela marcada por el Procelosos
será indeleble.

La Pitonisa dijo...

Los augurios son buenos. Las decisiones están tomadas, por fin. Todo marcha según mis predicciones. Las vias de agua serán taponadas después de un último esfuerzo. Llegaremos a buen puerto, seguro.

Será necesario hacer cambios sustanciales en la nave y en la tripulación, pero zarparemos hacia nuevo rumbo en el mismo barco, una vez reparado y mejorado. Pero si el Capitán, por lo q fuere, decidiera cambiar de barco contará igualmente con nuestro apoyo.

En las adversidades es donde se forja el carácter y se madura. Y en eso estamos.

"Los débiles esperan la ocasión, los fuertes la provocan" Orison S. Marden.

Todo se solucionará. Palabra de pitonisa.

tito dijo...

Unha vez un vello contoume un conto:
Habia unha vez duas ricas aldeas,tan ricas que sempre estaban de festas e vivian en paz.Nunha delas estabam tan fartos de festa que ocorreuselles atacar a aldea veciña.Co tempo empezaron a vir tormentas e pestes que arruinaron as duas aldeas hasta que as xentes morrian de peste e inanición.
Enton os malos e cobardes da aldea que atacaran os seus veciños cando recordaban aqueles anos que tiñan o bandullo cheo coma patos empachados recibiron a sua lección.
A aldea veciña decidiu vingarse.Houbo unha batalla,e os vingadores gañarona,e asi as duas aldeas xuntaronse nunha sola aldea e unica aldea.

Os que verdadeiramente son fortes,sobreviben a todas as guerras e tormentas,pois os que son fortes o son na riqueza e na pobreza.

Anónima dijo...

Hoy es un día muy triste. Los ojos azules de Hollywood se han apagado para siempre. Descanse en paz Paul Newman.

Anónimo dijo...

Pues sí. Fue un gran actor y una excelente persona y además ¡qué ojazos!(...) y no es hoy el día para trivialidades pero cualquier referencia a P.N. pasa siempre por
sus preciosos ojos y algunos gestos
inolvidables. Lo estoy viendo en la TV, ya maduro, elegante, actor y resultón. Le agradezco muchos y muy b uenos momentos de cine y su
postura progresista constante ante
complejos problemas sociales.
¡Que la tierra le sea leve!
Abur

Anónimo dijo...

Pues sí. Fue un gran actor y una excelente persona y además ¡qué ojazos!(...) y no es hoy el día para trivialidades pero cualquier referencia a P.N. pasa siempre por
sus preciosos ojos y algunos gestos
inolvidables. Lo estoy viendo en la TV, ya maduro, elegante, actor y resultón. Le agradezco muchos y muy b uenos momentos de cine y su
postura progresista constante ante
complejos problemas sociales.
¡Que la tierra le sea leve!
Abur

Kitty dijo...

¿Alguien preguntaba por el loro del barco?. Yo le vi metido en pleno zafarrancho de combate, en vuelo rasante y entre nubes de pólvora del fuego cruzado, travestido con tanto humo, de rojo cardenal en gris ceniciento.

En el momento del abordaje se situó en primera línea de fuego,
gritando desaforado: ¡A por ellos oeee, a por ellos Oeeee! ¡Con un par de cojones que tiene el bicho!
Supongo que ahora estará achicando...como los demás tripulantes del Procelosos, a pesar de perder pluma en la batalla. Todo un ejemplo este pájaro, oiga.

Profesor Moriarty dijo...

Hasta el loro, de mente simple (como la mayoría de la tripulación de este barco)lo tiene bien claro, ¿que quieren hundirnos? que lo intenten! porque serán todos ustedes unos simples , pero es que son MIS simples y les tengo cariño (animalicos),así que no se me preocupen tanto, que mientras el Profesor esté a bordo, cualquier artimaña sucia y rastrera será lícita para maneternos a flote.

Atentamente Suyo
M.


p.d Ni puta idea de que va la historia ni de contra quien peleamos, pero si supieran como está el percal en este barco, seguro que se lo pensaban dos veces.

Oráculo dijo...

¿Llegaremos a puerto?

Contesta el Oráculo de Delfos por
boca de La Pitia:

"Procelosos, el Dios Apolo Protector te ampara: Los granos de arena sé contar y de la mar la medida; al mudo oigo hablar y al conjurado destapo.
En el parapegma está escrito: Hoy el viento viene del Norte y la Constelación del Delfín refulge en la noche estrellada."

Jerry dijo...

Escorado de estribor, entra el Procelosos por la bocana del puerto con brisa norte a su fa vor. Llega desmantelado de mástiles, el velamen a jirones, agujereado el casco, sin castillo de popa y con serios destrozos en cubierta y amuras.
Y a pesar de su lamentable estado surca el agua con orgulloso navegar.

Capitán y tripulación aparentan heridos y agotados y sólo el brillo de sus ojos denota la firme
resolución de, en la forzosa arri bada, no rendirse tampoco.

Dicen que llega de una larga y procelosa singladura, traspasando batallas y tempestades, avistando archipiélagos siderales con islas
cuyo cielo de delirio se abrió para el Capitán SA que escribió su historia en las olas bravas del mar
cuando pretendían usurparle la estela de su buque.

Porque gime el esqueleto de madera,
toca ahora carenar en varadero y, sin atardecer en las reparaciones,
levar anclas y echarse de nuevo mar adentro.

Permanecer en puerto, como un viejo velero triste en mares de silencio, es no ser barco, no navegar, no explorar lo ignoto, no tener voluntad, ser manso y conforme, no soltar amarras.

Cargar ya las bodegas, aunque sea de injusticias, y regresar de nuevo al mar, la sóla urna para guardar los sagrados restos de la dignidad cuestionada.

PD. Me uno al sentimiento de pesar por la muerte de Paul Newman del que, para bien, está todo dicho. RIP.

Anónimo dijo...

No sé yo si será un sueño esto que cuenta el Jerry, pero es tan bonito...

Quitty dijo...

Y aterriza el Moriarty con otra de las suyas: Todos, además del ínclito loro, somos unos simples
por lo cual él, con sus sucias y rastreras artimañas, mantendrá el barco-blog a flote. (?)
Este mentecato últimamente le da por los alucinógenos, es decir, tintorro de mañana, tarde y noche así que, en su delirio, declara bobo mental
a todo quisque y se proclama artimañero y salvador de buques.
Al loro se lo comerá con arroz y a los demás con patatas fritas o similar.
En fin, simplezas de quién las aplica a los atributos (¿) del ombligo para abajo.
No sé yo si con tanta mala leche o
por la crisis (o ambas cosas), el caso es que en mi Barra Americana
entra menos personal que en este Blog y eso que el género ofertado es de primera calidad.
Quizás la solución sea renovar el negocio y divorciarme del idiota del Moriarty.

Mus dijo...

DE NUEVO,¡ AL MAR!

Reparado este velero;
zarpo en busca de otros mares,
marcho en pos de nuevos lares
que marquen mi derrotero.

¡Llévame al mar, marinero.!

Que por querer, ya ni quiero,
sobre el ardor de la ira,
la soberbia con que mira
el amigo (?), ruín muñeco,
que está cavándome el hueco
por do mi ansiedad respira.

¡Llévame al mar en un sueño!

Llévame al mar que ya siento
de las olas los quejidos
y el fragor de sus bramidos
en el silbido del viento.

¡Que regreso al mar abierto!

la pitonisa dijo...

No tan deprisa. Aunque parezca que este barco está listo para navegar de nuevo, quedan todavía algunas reparaciones pendientes. Y habrá que permanecer atentos, no vaya a ser que vuelva a romperse por el mismo sitio. ¡Ojo!

Espero que el Capitán tenga en cuenta mis predicciones y ponga el cuidado necesario en esta empresa.

Alecrín dijo...

De verdad que ando perdido por este
hilo que, por lo enrevesado, parece
de araña.

No entiendo la batalla, ni echándole imaginación. Tampoco entiendo que un barco, desconchinflado y desnortado, pueda
además perder la razón y la marea.

En esto andamos cuando en las aldeas de Tito y Obel., por entretener sus ocios, se cortan el pelo a pedradas en plan caínita.

Pero el colmo del desconcierto es la inflación de adivinos, vates y agoreros, plenos de mensajes, entre
psicodélicos y apocalípticos, dirigidos a un velero de desavío y
cuyas claves supongo que conocen
cuánt@s están metid@s en el ajo.

Lo que más siento ?. No ser también partícipe de tan siniestra aventura y andar, como ando, "a velas vir". O sea, para el desguace.

Anónima dijo...

Ya somos dos, Alecrín. NPI de lo que se cuece en el gueto de Procelosos Mares...

Oráculo dijo...

ADVERTENCIA

"Te advierto, quién quiera que fueres, ¡oh!. Tú que deseas sondear
los arcanos de la naturaleza, que si no hallas dentro de ti mismo aquello que buscas, tampoco podrás hallarlo fuera. Si tú ignoras las excelencias de tu propia casa ¿cómo pretendes encontrar otras excelencias?. En ti se halla oculto el Tesoro de los Tesoros ¡oh! Hombre, CONOCETE A TI MISMO y conocerás el universo y a los Dioses".
ORACULO LDE DELFOS.

Anónimo dijo...

De toda esta coña "marinera" de oráculos varios, yo tampoco me entero gran cosa. No me extraña,
ya que nunca fui cercana al "círculo" de plañider@s que rodea al S.A. que, és@s sí, sabrán
de qué va la obra y de cómo interpretarla; y sin duda tendrá su morbo...(por lo que puede taducirse entre líneas).
Ya somos tres, Anónima. Propongo que si tienen problemas con el Velero, nos fabriquemos uno de papel para que navegue en tu charca,
con amable brisa y sin dilemas retorcidos que resolver.
Y sin embargo le sigo queriendo, ya ves tú.
Abur

Anónimo dijo...

Aunque nunca se sabe con los augurios y las predicciones...¿Es posible descifrar los mensajes encriptados de La Pitonisa y El Oráculo?.

En el umbral de Delfos aparecían inscritos, "además del "conócete a ti mismo". (ya narrado por nuestro particular Oráculo), otras
sentencias de no menor importancia:
"Nada en demasía" y "El que se fía, se arruina".

Estos preceptos, también socráticos, pudieran interpretarse, en síntesis, como sigue:

-"Conócete..., es decir, sé dueño
de ti mismo, sé sensato (...)

-"Nada en demasía". Todo en su justo término medio de equilibrio y mesura porque los excesos se pagan. Más que venenos, hay dosis.

-"El que se fía, se arruina" No se trata tanto de desconfiar de todo y tod@s (principio de desconfianza
ante la vida) cuánto de andar avisados con según qué personas(?),
situaciones o entornos.

Y me permito añadir una conocida máxima -obsequio de la Casa-: "Si
luchas, puedes perder. Si no luchas, estás perdido!.

Mus dijo...

"La ola, con titánicos alientos,
bate el vapor; su mole ingente y ruda,
al chocar, se deshace en mil fragmentos
y vuelve a ser después, agua menuda.
Así quisiera ser. Su poder ciego,
tener en un instante reunido
para lograr un ideal, y luego
deshacerme en las rocas del olvido.

Vivir la vida en una hora sola...;
más vivirla lo mismo que la ola,
con su ímpetu brutal y con su fuerza...
¡y no el frágil vivir de débil barca,
que teme siempre que el turbión la tuerza
o que la ahogue el cieno de LA CHARCA."

Mus dijo...

Y dijo La Pitonisa:
¡No tan deprisa!

"Que este barco no está listo
para navegar de nuevo",
se ha quedado sin resuello
en el combate del siglo.

"Porque quedan todavía
algunas reparaciones
pendientes" de observaciones
con su total garantía.

Habrá que estar muy "atentos"
en situación de litigio,
según qué comportamientos
"rompan por el mismo sitio".

"Espero que el Capitán
cuente con mis predicciones",
precisas, certeras, clones
del devenir general.

"El cuidado necesario
en esta compleja empresa"
ponga sobre el escenario,
¡No se lleve una sorpresa!

Y dijo La Pitonisa:
¡No tan deprisa!

Anónimo dijo...

A ver si el S.A. cambia el hilo,
que estamos muy hartitosde tanta
batalla...

Anónima dijo...

Siiii!!! Por favor!

eddielucas dijo...

La bola:

GAMBERRADA EN ISLA MÁGICA.

Unos energúmenos entran en el parque de atracciones Isla Mágica y armados de cuchillos y sables se dedican a destrozar la atracción de Piratas del Caribe.Al grito de ¡Sus y a ellos! se abalanzaron sobre los simpáticos ninots-zombies que disparaban fuegos artificiales y tracas para deleite de los numerosos turistas y niños que acudían a la atracción.Las pérdidas económicas han sido cuantiosas, se busca a los desaprensivos que bla, bla, bla....

Anónimo dijo...

¡Cuánto tiempo, Eddie,! O sea que estás haciendo el gamberro por la
Isla Mágica esa...Y yo que te hacía
un tipo serio y sensato y resulta que andas metido en "bolas"...con un
grupo de "desaprensivos" entre los que seguramente andará extraviado también
el amigo Gelbros.¿O me equivoco?

Anónimo dijo...

EL YOGURT QUE TOME ANOSCHE TABA CADUCADO

Surgió de la niebla. La noche era oscura y la bruma espesa pero aquel navío negro apareció de forma tan súbita, que se diría que había emergido del fondo del océano . Tan silenciosa e inesperada fué su llegada que el vigía no se percartó de su presencia hasta que lo tuvimos a medio tiro de cañon.
......................
pos eso, que vicstima de la ingesta de yogul natura der DIA, el cólico se mi hiso inminente durante la pernocta noctulna.

Corriendo pal baño.. ke se mescapa!
......................

Inmediatamente sonaron las voces de alarma y los gritos de la marinería en cubierta, asustados contemplamos aquel siniestro bajel, una fragata de velas negras y podridas maderas,que no permitirían mantener a flote cualquier otra nave. Procedí a un reconocimiento veloz con el catalejo
......................
Ej ajqueroso, piro el reconosimiento visual de lo ki había dipositao en la primera andanada,si mi hiso obligatorio
......................
La fragata traía rendidos su palo de trinquete y el tajamar, pasada la popa, desbaratado un jardín y haciendo agua, imposible navegar en estas condiciones pensé .
Su artillería consistía de 24 cañones de a 12, 10 como obuses que calzan balas de a 18, 2 de a 4, y además en la cofa 4 obuses de a 6, guarnecido el buque de pedreros y esmeriles. Una capacidad de fuego estimable.
......................
Peaso truño, peaso artillería pesa... coñio con lo DESNATAOS.
......................

Afiné la lente para observar mejor a su tripulación , mas me valdría no haberlo hecho, marinos de mirada alucinada y sonrisa extraviada trabajaban como autómatas, cargando sus cañones , sin ningún atisbo de emoción en sus rostros de tez grisácea . Ahogué una expresión de pánico y con toda la serenidad que fui cápaz de reunir le dí las ordenes pertinentes a mi primer oficial, que al instante gritaba la consabida consigna “¡¡¡ Zafarrancho de combate!!!”.
......................
Afiné lOjete.. lucha sin cuarté..
di la ordene a mi primer ofisial er teniente DUODENOR. Que hiso lo horone de la 2ª andanada
......................
Y así en mitad de la noche y en lo mas oscuro del océano comenzaron a cañonearnos.
......................
En mitá la noche, desperté a media comunidá, de la traca de obuse del treinta y dó.
......................
Cuando derribaron la mesana de certero disparo fue un milagro que nadie saliera herido, pero la ráfaga que vino a continuación barrió con metralla nuestra cubierta, sino era el metal de la munición que nos lanzaban , eslabones de cadenas cuyo impacto destrozaba los cuerpos de los hombres y las cuerdas y aparejos de las velas, lo cual imposibilitaba cualquier maniobra posterior, eran las astillas de la madera al reventar de nuestro barco que volaban por doquier y al cabo de minutos no quedaba un solo marinero ni oficial en cubierta sin una herida abierta o un tajo sangrante.
......................
Del esfuerso agarrél el palo der mocho que la parienta había dejao nel baño,... rompio la mesana...del sobresfuerso de la contundente defecasión.
......................

Nos dispusimos para una defensa porfiada, pues sabiamos que un enemigo que lucha sin bandera es un enemigo que no ofrece cuartel. Determinados a resistir el abordaje por la popa que intentaban, y con el mayor ardimiento mantuvimos a distancia al enemigo con vivo fuego de cañón, y formamos cerca de 80 hombres, casi toda nuestra tripulación, en la borda con chuzos, trabucos, pistolas y balas de cañón que tiraban a mano cuando se acercaban hasta casi tocar nuesto casco.
......................
Putos bífudos di los kojhones..
......................
Entonces Bóreas se puso de nuestro lado, el viento del norte hinchó la vela de nuestro palo mayor, el único que quedaba a esas alturas de la lid , lo que nos permitió alejarnos lo suficiente para reorganizar la devastada cubierta.
......................
Vivan la toallita húmedas, coño ya
......................

Pero no cejaron en el empeño de cazarnos, como aves de rapiña , siguieron nuestra estela durante horas, nunca demasiado cerca y nunca demasiado lejos. El cambio de viento no parecía afectar a la velocidad del siniestro bajel y nosotros dependiamos de una única vela y una brisa cambiante. Sólo podíamos vencer haciendo lo inesperado. Sorprendentemente la tripulación, cansados ya de ser perseguidos y pasar miedo ,vitoreó cuando ordené al timonel virar en redondo y preparar los garfios de abordaje para asaltar el navío enemigo.
......................
er viento, er viento .. ahora llaman asín ar PEO?
Viré lOjete a babor, pa evitar ma confusión a lo vesinos
......................

Mantuvimos los cañones en silencio hasta que la balandra enemiga estuvo atracada a nuestra popa, de ràpida y afortunada salva le echamos a la verga mayor abajo y desarbolamos el palo de trinquete.La iniciativa era nuestra .Con el beneficio de una ventolina nos preparamos para saltar al abordaje antes que el adversario respondiese con su gruesa y más numerosa artillería , asalto que seguramente sería sangriento de una y otra parte. Sin embargo del bajel negro no procedía ruido alguno ni el humo de nuestros disparos dejaba entrever lo que sucedía en el navío enemigo.
......................
Meno mal que la flatulensias sesaron
......................

El humo se disipó. Listos para invadir la cubierta enemiga con el sable en mano y el cuchillo entre los dientes permanecimos sin embargo , petrificados en nuestros puestos. Todos los tripulantes contemplaron el horror que yo había avistado horas antes. Pues no se puede matar a lo que ya está muerto.
......................
El horror, el horro contemplé yo ante de tirar la cadena, ´me sentía tan mal como el coronel Kurtz
......................

Ellos ,inermes ,miraban hacia nosotros con sus ojos vacios y sus labios color ceniza. En silencio. No sé quién fué el primero de abordo que disparó pero pronto todos le seguimos, con nuestras pistolas y trabucos. La única respuesta que recibimos fué un atisbo de sonrisa siniestra en sus caras, pero ningún sonido salió de sus gargantas.



Al romper el alba ,bajel negro comenzó a hundirse lentamente en el océano, de vuelta a los abismos infernales de donde había ascendido.
......................
Tiramo la cadena....uerggggghhhh1
y lit-to, ... un poco ejcobilla también ayudó a hundil al buque del avelno.
......................

Aconteció esto hace dos noches. El barco tiene abiertas tres vías de agua y no aguantaremos mucho a flote si no encontramos pronto puerto seguro para proceder a las reparaciones. La tripulación está desmoralizada, rezando unos pocos y bebiendo la mayoría, hemos sufrido muchas bajas y sólo tenemos una vieja carta de navegación que nos guía para mantener un ritmo constante. No sé cual es el secreto de estos procelosos mares, estamos asustados ,pero seguimos aquí, navegando .... y no nos rendimos. No nos rendimos.
......................
Er secreto: ojo con la ingesta de iogures en mal estao, evital-l hidrato carbono en inget-ta noctulna.

Anónimo dijo...

SALVEMOS A QUINÍN!!!

http://mirasfole.blogspot.com/2008/10/salvemos-quinn.html

Alecrín dijo...

Lo penúltimo leído en este psicodélico hilo, no tiene desperdicio:

-El amigo Eddielucas nos comenta
que unos energúmenos, en bolas, destrozan el parque de atracciones de la Isla Mágica y precisamente la parte bucanera que tanto disfrutaba la infancia. Las bolas no aparentaban allá gran cosa pero los desperfectos son cuantiosos y
considerable la rabieta de los tiernos infantes.

-Un supuesto Anónimo, más allá que pacá, se le ocurre zamparse un yogurt caducado que le produce, claro está, el consiguiente "cólico miserere" nocturno acompañado de nauseabunda traca de olores y sonidos. A este personajillo le pillaron en el baño, en plena flatulencia y torpedeo, para colgarle la camisa de fuerza.

En fin, que también estamos efectados por la CRISIS MENTAL que tampoco es, visto lo visto, moco de pavo.

Trinquete dijo...

Desde el Buque Negro:

Aguardábamos al Procelosos en un punto del Hemisferio Norte donde la niebla era tan densa y siniestra
que velaba el horizonte. Sólo los gemidos del viento en el cordelaje, el batir incesante de las olas y la sombra impenetrable, se acompasaban en la espera al mismo ritmo de nuestros helados corazones.

Un excelente lugar de caza elegido por nuestro Capitán: "El Holandés
Errante", aquél blasfemo que salió
a navegar en Viernes Santo, en busca de una nueva presa que incorporar a las muescas de su siniestra singladura condenada a errar eternamente sin poder abatir
ni entrar a puerto.

Y Dios aquél día no quiso amanecer:
De repente avistamos al Procelosos,
(a cuyo particular Capitán y variopinta tripulación conocíamos de folletinescas
historias de Bitácora),
acercándose confiado.
Los barrimos de una sóla andanada
tan a tiro que les destrozó del todo, salvo el palo y vela mayor. ¡Ya eran nuestros! (...). Entonces
despertó el hélido Boreas remolineando y se alzaron las olas, se hincharon, se amontonaron y a su empuje escaparon y nosotros,
a su estela, pisándoles los talones.

La verdad es que nos sorprendieron girando en orza perfecta y la respuesta de nuestro "Buque Fantasma", intentando también dar
"una virada por avante" (la más difícil maniobra de vela), fracasó de cuajo seguramente por la maldición del Holandés que navega sin timonel experto.

Así que nos arrearon de lo lindo, petrificados como estábamos, con descarga tras descarga hasta el momento final cuando el barco se estremeció hundido en las profundidades del Océano.

Ahora, entre sargazos, jugamos nuestras almas con el diablo en una
larga y eterna partida de dados...

Pero, !atención al Procelosos! Que no es buen augurio toparse con el Buque Fantasma y salir indemne. Por eso quiero advertiros en este mensaje de botella: "Dios que os salvó con bien os lleve a vuestras
casas, amén".

Trinque dijo...

En cierta oscura y desvencijada taberna del puerto, la folletinesca tripulación del Procelosos celebra
la feliz arribada frente a unas añejas botellas de ron (excepto el
Capitán que se dice abstemio), observando a través de los mugrientos cristales-ojo de buey la
arboladura de decenas de veleros
balanceándose en la ensenada.

El Procelosos, abatidas las velas, muestra el esqueleto del casco, recién compuesto y reparado, bandeando suavemente al compás que
marca la fresca brisa marina del atardecer otoñal.

Nadie diría que arribó del Atlántico Norte totalmente mutilado a causa del terrible encuentro con El Holandés ¡a quién
confunda Dios en los infiernos!. Las heridas de cuerpo y alma en la tripulación, tardarán en cicatrizar; que no las sana ni el ron ni la salmuera...

Esta peculiar batalla pasará a los
anales de la na vegación a vela y se contará como ejemplo, en la "trasluchada", de osadía y valor
por todos los marinos que se precien de serlo.

Porque no es fácil lidiar contra "El Buque Fantasma" sin perecer en el intento y me permito
brindar ¡Voto a Bríos! porque el S.A. marque la derrota y se abra de nuevo a las
ZMES (Zonas marítimas de especial
sensibilidad), sin más demora.

eddielucas dijo...

Elemental querido anónimo
Efectivamente hacía tiempo que no navegaba por aquí pero como siempre me pasa en este tipo de blogs mis intentos de mantener un poco la cordura y decir que lo que vemos son molinos y no gigantes acaban virándose en contra de mi intención y acabo viendo gigantes en vez de molinos.

De todas maneras si yo he participado en este desaprensivo acto de pillaje no fue porque nos creyera atacados por piratas zombies, sino porque siempre es bueno que se destrocen parques de atracciones siempre que no se trate de Cuervolandia.

El amigo Gelbros en efecto participó conmigo en la refriega.

Salu2

Gelbros J3 dijo...

Ya está, se acabó, castigado durante un año sin leer novelas de Pérez Reverte ni manuales de rol.

Saludos a l@s que participaron en la batalla, que no sé si recordar como la del mar rojo (por el color de las aguas tras la conflagración) o del mar muerto (por los zombificados que lanzaban su garra tan inerte como letal desde las profundidades abisales)

Yo también vi al loro fugazmente: en vez de decir "Doblones, doblones!", gritaba "Cabrones, cabrones!".

Anónimo dijo...

A Eddie (Abreviado)

Excelente tu reflexión filosofico-
cervantina sobre gigantes y molinos
y lo veleidosa que es su percepción
según el momento y el estado anímico...
Pero discrepo en tu valoración sobre la destrucción del parque de
atracciones. Un verdadero infanticidio, oiga, mírese por donde se mire...
Otra cosa es la cachonda entelequia de "Cuervolandia" y sus
gerentes potentes, ejemplo del más genuino estilo friki...
¿Ha de entenderse, por último,que
Gelbros y Eddie -tanto monta- participaron en la "refriega" en bolas o se refregaron las bolas
-a saber cómo- en el acoso y derribo del Parque?.

A Gelbros.J3

Claro, con el castigo viene siempre
la penitencia...y aún me parece escasa considerando la gravedad del pecado cometido.
Coñe, también yo vi al loro (emplumado y no en bolas, como otros), pero no entendí que gritase "Doblones" ni "Cabrones",
sino "¡Cojones y a por ellos!.
Abur

O de Quimicefa dijo...

Menudo rollo patateiro, eso sí vése ben craro que "Ao Xéfe" ghustalle o exército, a gherra e a batalla, e sobre todo a disciplina...saude paz e amor que espanha ganhe a eurocopa!!!

O de Quimicefa dijo...

Ah,,, e continúo agardando, a ver cando o capitán cumpre o que di, e reparámo-lo barco, levo dende finais de Abril agardando a súa chamada... dixo que o faría en dez días... palabra de pirata...