8/09/2006

Cine :El Señor de la Guerra


Andrew Nichol autor de la estimable Gattaca, cuenta la historia del traficante de armas Yuri Orlov (Nichola Cage), un personaje completamente amoral que asciende en el escalafón de los mercaderes de muerte, al conseguir a buen precio arsenales enteros de la antigua URSS y su reventa en las guerras del tercer mundo.

Formalmente la película es irreprochable, la escena inicial con el traficante de armas hablando a la cámara rodeado de munición y los títulos de crédito que narran la historia de una bala desde que se fabrica hasta que cumple su cometido, son un adelanto del tono que veremos durante todo la proyección.

Quizás lo mas reprochable del film sea precisamente ese tono frívolo que impide que la narración tenga mayor profundidad, seguramente el tema que trata, por su complejidad, requeriría un tratamiento mas exhaustivo y una visión menos irónica.

En todo caso es cine bien hecho, que cumple su función de entretener y al tiempo acercarnos a la realidad del tráfico de armas y la corrupción, con un protagonista que no es ni bueno ni malo, y que siempre existirá mientras haya guerras en el mundo y alguna escena realmente lograda como la del desguace del avión en menos de veinticuatro horas por unos nativos africanos, que resulta realmente divertida y ese es el principal problema también, que nada de lo que veamos en esta película debiera de resultarnos gracioso.

2 comentarios:

Rubén dijo...

Acabo de ver el señol de la guerra y me ha parecido una buena película. Entretenida y con un Nicolas Cage al que cuesta ver metido en el papel de un ucraniano hasta que no ha transcurrido un cuarto de la cinta. Al final su personaje me parece bastante creíble.

Ese es el mundo, el mundo de las pequeñas guerras, de los pequeños conflictos, nutridos de armas que los rusos and others vendieron a todos los pequeños países subdesarrollados. El personaje de Nicolas Cage solo es una simple figura dentro de la hipocresía política de defensa. Eso es economía, las armas son algo que da mucho dinero, y los países estables que no tienen guerras no pueden quedarse durante decadas con ellas por lo que hay que vender a lugares donde si que se necesitan para ser manchadas de verdad.

La película me ha gustado, sobre todo como detrás de todo, siempre están los grandes peces.

Anónimo dijo...

La película trata sobre un tema de plena actualidad,ya qu epor desgracia todos los días nos encontramos con una guerra en el periódico o en las noticias,unas ya conocidas y que parecen interminables,y otras nuevas normalmente,en un país perdido de África al que la mayoría de nosotros no sabemos ni situar en el mapa y que pronto caen en el olvido por su escasa relevancia en el mundo de las finazas,pues al fin y al cabo el dinero es lo que mueve el mundo ( cosa que también se ve en la película,pues el prota llega a ese mundo buscando mucho dinero),y es capaz de corromperlo todo.
En algunos aspectos aspectos me recuerda a la película de "El jardinero fiel",pues en ella también se ve el alto poder del dinero pero en otra vertiente,y nuevamente la víctima es el continente africano.
Desde mi punto de vista "el señor de guerra" es muy recomendable,aconsejo a todos que la vean.