3/02/2006

Cómic: El Príncipe Valiente


No seré yo el que descubra ahora que estamos hablando de una obra maestra del cómic, ni contaré la vida y milagros de Hal Foster, ni las virtudes técnicas de sus creaciones , del tratamiento perfecto de la figura humana, ni de la repercusión posterior que tuvo en la industria comiquera ni en la cultura popular. De lo que pretendo hablar es de lo que pasa cada vez que abro las páginas de un libro de el Príncipe Valiente.

Cuando leo el Príncipe Valiente.... puedo ver dos mundos, el mundo onírico de Valiente con sus caballeros, sus ogros , hermosas princesas y malvados como los de antes que se reían cada vez que hacía una canallada y no como los de ahora que son malos a raíz de algún trauma infantil... Y me gusta... me gusta Camelot y reconocer a Gawain , Arturo, Merlín y al resto de la corte, me gustan esos guerreros felices y despreocupados ante una batalla, y me gusta también ese protagonista de mirada soñadora siempre mirando al cielo , con esas nubes teñidas por el sol.

Y luego veo otro mundo, el mundo de la gente que escribió y leyó estos cómics por primera vez.... y entonces pienso sobre ellos.... y creo que eran buenas personas porque ningún miserable puede escribir nada que desprenda tanta alegría por vivir como el Príncipe Valiente.... y quiero creer también que la gente que los leyó crecieron siendo mejores personas que las generaciones criadas por la televisión .

En su lectura me encuentro con historias inolvidables e imágenes que quedarán impresas en mi retina . Castillos impenetrables, montañas de permanentes cumbres nevadas, procelosos mares y toda una galería de personajes fantásticos... y como un niño me encuentro feliz allí pues sé que estoy en el territorio de la ensoñación.

Y al cerrar sus páginas yo también me quedo observando durante un rato el cielo, con esas nubes iluminadas por el sol.





6 comentarios:

Anónimo dijo...

pch: Ohhhhhhhhhhhhhhhhhh, increible. ¡Que bonito! Y luego soy yo la loca por subirme a la superestructura. Hay q ver lo que se esconde tras el general, si hasta tiene sensibilidad infantil, quien lo hubiera dicho. Y sueña mirando a las nubes, que romántico.
De todas formas me alegra saber que hay algo que te emociona, eso significa que no estás muerto.
¡Ánimo! Si practicas un poco incluso puedes llegar a sentir algo más. Bienvenido al mundo irreal.

soyfrikiyque dijo...

Totalmente de acuerdo y me veo reflejado en esos sentimientos q tambien a mime embargan durante y tras su lectura. Obra insuperada e insuperable (al menos gráficamente). La perfección absoluta. Cierto también que pocas o ninguna lectura comiquera han conseguido transmitir con tal fuerza esa alegria de vivir y de sentirse vivo ,y la conciencia de la necesidad de exprimir la vida; en el caso del protagonista reflejadas perfectamente en el episodio vivido en la caverna de "tiempo". Y tal :P

Lore dijo...

Leyendo tu blog sobre el Principe Valiente dan ganas de transportarse a ese mundo de ensueño.... Yo también quiero evadirme mirando las nubes!!! Aunque también es verdad que me paso la mayor parte del día en ellas...
Es bonito conservar la sensibilidad infantil, nunca deberíamos perderla, aún siendo generales o sargentos... ;)

Meni-Girl dijo...

esto del principe valiente quiso inculcarmelo "soyfrikiyque" pero yo soy muy "erre que erre" y perdi la oporunidad d comprarlos cuando estaban d lanzamiento... fue una pérdida irreparable q ahora lamento...

Anónimo dijo...

Sí, soy un desastre. Hasta hace un par de días no me percaté de que se pueden comentar los blog sin tener un blog propio... Corramos un (es)tupido velo...
Simplemente para recordar que hay alguien que me debe un post divulgativo que informe con rigor acerca de ese lugar que tiene un hueco en mi flog y que, casualidades de la vida, tú conoces tan bien.

P.D. Ya he puesto a cargar las baterías de mi cámara. Si todo va bien y no olvido quitarla del bolso, habrá fotos actualizadísimas en breve. Crucemos los dedos...

macman dijo...

bueno compre el primer numero del principe valiente de la edicion de forum, y que quieres que te diga a mi tanta pastelada, tanta cursileria pues no, prefiero uno de garth ennis y steve dillon en sus buenas epocas en predicador, o una buena historia de lobo.

Además el principe valiente se hizo para leeerse diariamenente en tiras y en formato mucho mas grande del que tenemos ahora, asi que reseña predicador macho,