3/02/2006

Protagonista: George Clooney





Sin duda el cineasta de este año ha sido george clooney, confieso que como actor a mi nunca me ha llamado la atención hasta que empezó a trabajar con los hermanos Cohen o con Sordergerh pero al igual que muchos otros actores de registros limitados ( eastwood, o Gibson) cuando se pasan a la dirección descubrimos a autores de gran talento.

Aunque Clooney ya me había impresionado con al excelente “confesiones de una mente peligrosa” ha sido con “Good night and good luck” donde se ha confirmado como uno de los mejores directores de Hollywood hoy en día.
La película narra la denuncia de los abusos cometidos por el Comité de actividades antiamericanas del senador McArthy por el presentador de televisión Rob Murrow y las presiones a las que este es sometido por parte del productor y de sus patrocinadores.
Los actores correctos y sobrios, sin estridencias ni sobreactuaciones, David Strahaim, borda su papel y clava su mirada en el espectador junto con su voz (tuve la suerte de ver la V.O) compone un personaje inolvidable.El resto del elenco no desmerece del protagonista.. tanto clooney que se reervo un papel únicamente porque sabía que su presencia atraería a más gente a las salas , como unos sorprendentes Jeff Daniels o Robert Downey jr. que pasan a fomar parte ya de los grandes secundarios del cine actual.

Toda la acción se desarrolla en espacios interiores , sin embargo resulta bastante real y alejada de cualquier atisbo de teatralidad, formalmente impecable y visualmente espléndida , el blanco y negro nos trasporta perfectamente a los primeros años 50 y el manejo de la cámara y la técnica narrativa es clásico y elegante y ahí se nota que el señor Clooney es algo más que esa imagen frívola que nos quieren vender, mas bien es un cinéfilo de altura.


Por Siriana, este año ha recibido el oscar al mejor actor secundario. Tengo que decir que de esta película me esperaba algo mas. Aunque rodada con muy buenas intenciones por el guionista de Traffic , la película es una denuncia de los oscuros tejemanejes que las compañías petrolíferas americanas y la CIA tienen montandos en Oriente Medio.
Es una trama coral con diversas historias que se entrecruzan pero lo que pretende ser un acierto en la película que intenta cubrir todos los puntos de vista y todos los frentes , se convierte también en su principal lastre. Esto es a causa de que alguna de las líneas de la historia resulta confusa o no llega a encajar del todo ( la historia del abogado negro, o las escenas familiares de Matt Damon) junto con otras mas logradas ( La historia de George Clooney o la del parado pakistaní que se convierte en fedaiyin.)
Narrativamente los saltos bruscos de una trama a otra y algunas moderneces visuales, así como la recreación en algunas partes de la historia bastante aburridas y la ausencia de alguna explicación a las acciones y los comportamientos de algunos personajes, convierten la película en un ejercicio de atención bastante complejo para el espectador poco enterado.
Como muestra en ningún momento explican que es Siriana, concepto que usa la inteligencia americana para una hipotética distribución de poder en la zona de Oriente Medio donde el modelo de estado a copiar sería el de la actual Siria con una dictadura que controlase el fervor religioso y frenase la expasión del modelo iraní.

A pesar de todo ello, la historia invita a la reflexión y es una buena señal de que en en Hollywood algo empieza a moverse, que las películas de palomitas están bien, pero que también hay que mirar al resto del mundo, y esta obra lo hace con ojos críticos hacia la política america ( “cuanto mas caos haya en Oriente Medio , mejor para nosotros, cuanto mas caos y menos desarrollo tengan será América la gran beneficiada “ dice uno de los personajes ).
Conclusión. A pesar de sus fallos, si Siriana es el inicio de otra ola de cine político y de denuncia social como existía en los 70 y que en USA lleva tiempo en manos de gente tan ambigua con Oliver stone o Michael Moore entonces bienvenida sea

1 comentario:

Lore dijo...

Enhorabuena por la crítica, deberías ofrecerte a colaborar como freelancer en alguna publicación especializada. Estoy contigo con lo de los actores mediocres venidos a directores. La de Clooney no la he visto pero algunas de Eastwood sí y me parecieron magníficas (Los puentes de Madison, Mystic River y Million Dollar Baby...).
Te olvidaste de comentar que George está muy, pero que muy bueno. Pero para algo aporto yo mi réplica en el post...